Actividades acuáticas

Antes de los 5 años de edad, aproximadamente, los niños son demasiado pequeños para desarrollar completa autonomía en el agua y adquirir  los movimientos de la natación.

Sin embargo los recién nacidos, están perfectamente dotados de una variedad de reflejos que hacen posible un gran desarrollo en el agua.

Nuestro objetivo es educar a los bebés dentro del medio acuático ya que están menos restringidos por la gravedad.

La Educación en el agua favorece la amplitud de movimientos, ejercita y fortalecer la musculatura, aumenta la fuerza, la coordinación, el equilibrio y orientación espacial consiguiendo así pasar por las distintas fases del desarrollo de una manera más eficaz y segura. Mejora la autonomía y la autoestima y ayuda a relajarse y a sentirse más seguro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de privacidad más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar